Noticias

El emulador Project64

Lo retro está de moda, como lo está el estilo vintage. Lo que antes ya no valía ahora se recupera rápidamente como algo que es fresco, que es actual. Y ocurre en todos los aspectos, no sólo en el de la moda, en la decoración, en un estilo de vida, etcétera. También ocurre esto en los videojuegos.

Actualmente existen videojuegos muy avanzados, muy realistas y con los que se puede jugar en tiempo real, solos u online con múltiples jugadores de todo el mundo. Sin embargo, hay una corriente de jugadores o de seguidores incondicionales de los videojuegos, como ocurre siempre, que tienen mucho conocimiento en este área y echan de menos aquellos primeros juegos y diversiones y que, con el paso del tiempo han quedado obsoletos o han desaparecido.

Es por ello que en muchas ocasiones aparecen versiones para móvil o para PC de estos juegos para qué aquellos amantes de las antiguas consolas, puedan volver a divertirse y recordar viejos tiempos, al margen también de darse cuenta de cómo ha evolucionado el mundo de los videojuegos, desde aque primero de dos barras laterales y una pelota, hasta los más actuales, en los que casi podemos ser parte del mismo, de aquí a nada haremos como en el juego Thief y empezaremos a abrir puertas y candados en realidad virtual con el cerrajeros Ferrol Simulator o el Grand Theft Auto Cerrajeros Santiago.

Sin embargo, referente a lo retro, hay algunos desarrolladores que quieren ir un poquito más allá, como es el caso de Project64. La idea principal no es solamente jugar a los videojuegos de la Nintendo 64 en nuestro PC, con sistema operativo Windows. Lo que se ha hecho es un paquete de software que simula la consola Nintendo 64 en nuestro ordenador.

La característica principal es que, a través del teclado jugaríamos de igual modo que lo hacíamos con la consola de Nintendo. Esto puede ser muy divertido y, sobre todo, muchos recuerdos en muchos jugadores que sepan lo que es la historia de los videojuegos. Como podemos observar, el desarrollo de programas no solamente tienen que ver con estar a lo último, sino que también es recordar aquello que ya no está pero que fue una parte importante del ocio de los más pequeños y no tan pequeños de la casa.

 

Standard