Historia

¿Supersticiones? La maldición de la Nintendo N64

¿Qué es la maldición de la Nintendo N64? Es el término que le dio en el aquel entonces presidente de la compañía Hiroshi Yamauchi, según él, luego del lanzamiento de la N64, esta consola afecto a las otras consolas de la compañía. Nintendo ha tenido en su línea de consolas grandes éxitos pero también algunos fracasos.

En lo que respecta al mundo de los video juegos hemos sido espectadores de muchas cosas que nos han hecho pasar buenos momentos, en otras oportunidad ratos malos y triste, hemos podido ver como compañías de video juego o sagas de video juegos han desaparecido sin dejar rastro, ya sea por un fracaso en el mercado o simplemente siendo absorbidos por otras compañías.

hiroshiEn esta oportunidad Nintendo al ver que las otras compañías, Sony y Sega se estaban preparando para lanzar al mercado sus próximas consolas de 32 bits, decidieron enfocarse en lo que iba a ser la sucesora de su exitosa consola SNES. Empezaron a desarrollar una serie de ideas que serían desde el lanzamiento de la consola una seria desventaja con respecto a su competencia y así empezaría el declive enfrente de sus competidores, uno de sus grandes errores fue el seguir utilizado cartuchos en lugar de los CDs, su primera preocupación era la piratería y en un último recurso decidió por continuar con el uso de los cartuchos pensando que así lo evitarían y tendrían buenas ventas, realmente fue todo lo contrario.

Al seguir usando los cartuchos limito la capacidad de la consola impidiéndola utilizar todo el potencial que tenía para dar con respecto a las gráficas, muchos juegos de su competencia PSX; tenían los mismos gráficos que la N64, a pesar de ser una consola de 32bits. Esto debido a que los CDs, tenían una capacidad mayor de almacenamiento que los cartuchos, esto permitía explotar al máximo las capacidades de la consola logrando así igualar en gráficos a la consola de Nintendo.

Otra cosa fue que, la capacidad de un cartucho es 10 veces menor que la de un CD, impidiendo que los juegos fuesen muy largos, ocasionando que muchas compañías cancelaran los juegos destinados a esta consola. Y por si fuera poco, los juegos de la Nintendo costaban mucho producirse, ya que la tecnología para producir cartuchos era muy costosa para la época, haciendo que las inversiones fueran menores para la consola.

Otro gran error de la compañía fue el enfocarse en la potencia de la consola olvidándose de lo más importante, los juegos.

Estos errores han afectado a otras consolas de la compañía, de ahí el nombre de la Maldición de N64. Por ejemplo, en su sucesora, la Gamecube, una vez más se enfocaron en la potencia de la consola por encima de los juegos. Esta vez Nintendo acepto utilizar el formato de CD para los juegos, pero de nuevo los errores del pasado atormentarían a esta compañía, con el fin de evitar la piratería, el formato de los CDs de los juegos era diferente, mini CDs, estos de menor capacidad, lo cual trajo como consecuencia que varios juegos vinieran en varios mini CDs, de nuevo, muchas compañías cancelaron los juegos destinados a esta consolas dado al alto costo para producirlos.

El auge de las consolas en internet estaba empezando, pero Nintendo pasaría por alto este detalle, así que no incluyo contenido multimedia para su Gamecube, cosa que si hizo su competencia.

La siguiente consola la Nintendo Wii, esta vez para no caer de nuevo en los errores del pasado, decidieron enfocarse en la jugabilidad y en los juegos, se pensó que esto rompería la maldición y por unos meses se pensó que así fue. Dado al peculiar enfoque a la interactividad de la consola y  la innovación en su modo de juego, en los primeros meses de su lanzamiento encabezo las ventas, pero una vez más la maldición afecto a la compañía, porque la consola no igualaba en gráficos a la competencia, ocasionando que grandes títulos no fuesen destinados para esta consola, a los meses quedaría atrás ante sus rivales.

Con el lanzamiento de su última consola el Wii U, a pesar de no contar con el impacto de su predecesora, la aceptación en el mercado no ha sido mala y sus ventas han sido bastante aceptables, tanto que se considera que la maldición ha sido rota.

Standard