Historia, Juegos

FIFA 98 en N64

Hablar del FIFA 98 en N64 es apelar directamente a lo más profundo de la nostalgia. Desarrollado por EA Sports Electronic Arts, FIFA: Road to World Cup 98 fue uno de los videojuegos más míticos en lo que a temática deportiva se refiere. Corría el año 98 y Francia se preparaba para albergar nada más y nada menos que el Mundial de Fútbol, que acabaría ganando la propia Francia, liderada por el ahora entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane.

Los gráficos de FIFA 98 ya eran una cosa más seria, lo que supuso una especie de preludio para Nintendo 64 de lo que vendría después. La edición del 98 de FIFA logró una jugabilidad increíble, dar pases y chutar a la portería era lo más fácil y entretenido del mundo. Esta edición se caracterizó también por la anécdota de que era posible arrebatarle la pelota al portero rival si se andaba con extrema astucia y delicadeza.

Pero el paso al frente de FIFA 98 en Nintendo 64 fue el de aglutinar un enorme abanico de equipos y, sobre todo, de selecciones, de cara al Mundial que esa año iba a celebrarse. Los futbolistas del juego empezaban a parecerse a los de la realidad. Con Raúl González Blanco en la portada de la versión española, FIFA 98 ganaba el afecto de todos los jugadores de videojuegos españoles, aunque es cierto que la Selección Española solía ser superada con facilidad en la consola por equipos como Brasil o Italia.

Los lanzamientos de falta, los saques de portería, los golpeos de córner y los tiros de penalti eran más atractivos de lo que nunca lo habían sido. El atractivo de poder ganar el Mundial daba un aliciente extra a FIFA 98, que también se esmeró por agilizar los cambios de jugadores en el campo y por profundizar en la confección del esquema táctico y de la colocación sobre el campo de cada uno de los jugadores.

Standard