Historia, Juegos

FIFA 98 en N64

Hablar del FIFA 98 en N64 es apelar directamente a lo más profundo de la nostalgia. Desarrollado por EA Sports Electronic Arts, FIFA: Road to World Cup 98 fue uno de los videojuegos más míticos en lo que a temática deportiva se refiere. Corría el año 98 y Francia se preparaba para albergar nada más y nada menos que el Mundial de Fútbol, que acabaría ganando la propia Francia, liderada por el ahora entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane.

Los gráficos de FIFA 98 ya eran una cosa más seria, lo que supuso una especie de preludio para Nintendo 64 de lo que vendría después. La edición del 98 de FIFA logró una jugabilidad increíble, dar pases y chutar a la portería era lo más fácil y entretenido del mundo. Esta edición se caracterizó también por la anécdota de que era posible arrebatarle la pelota al portero rival si se andaba con extrema astucia y delicadeza.

Pero el paso al frente de FIFA 98 en Nintendo 64 fue el de aglutinar un enorme abanico de equipos y, sobre todo, de selecciones, de cara al Mundial que esa año iba a celebrarse. Los futbolistas del juego empezaban a parecerse a los de la realidad. Con Raúl González Blanco en la portada de la versión española, FIFA 98 ganaba el afecto de todos los jugadores de videojuegos españoles, aunque es cierto que la Selección Española solía ser superada con facilidad en la consola por equipos como Brasil o Italia.

Los lanzamientos de falta, los saques de portería, los golpeos de córner y los tiros de penalti eran más atractivos de lo que nunca lo habían sido. El atractivo de poder ganar el Mundial daba un aliciente extra a FIFA 98, que también se esmeró por agilizar los cambios de jugadores en el campo y por profundizar en la confección del esquema táctico y de la colocación sobre el campo de cada uno de los jugadores.

Standard
Historia, Juegos

Pokémon Stadium

Pokémon Stadium supuso un punto de inflexión en la N64. Basado en el género de estrategia, este videojuego revolucionó el mercado y la forma de concebir el mundo de las consolas al borde del nuevo milenio. Eran tiempos en los que Nintendo 64 apostaba deliberadamente por las tres dimensiones y por dejar atrás la alargada sombra de Super Mario Bros.

Fue en la primavera del año 2000 cuando por fin llegó a Europa el fenómeno de Pokémon Stadium, que permitía desarrollar una serie combates en 3D con los miembros de Pokémon como protagonistas. Ahí sin duda reside otro de los grandes secretos del éxito de Nintendo 64 y de Pokémon Stadium, en la habilidad para crear personajes con un gran carisma, con un gran misterio y capaces de despertar en el jugador una pronta empatía.

Las imágenes de Pokémon Stadium mejoraban todo lo que se conocía con anterioridad. Además, la forma de jugar a la consola también cambiaba. Ya no hacía falta saltar, correr y padecer el abismo de la eliminación y la pérdida de vidas de los personajes de las dos dimensiones; ahora era el turno de pensar, de estudiar las debilidades del enemigo y potenciar las habilidades propias, de elegir qué ataque podría hacer más daño al rival para ganar la partida.

El entretenimiento ligero había quedado atrás a favor de un nuevo perfil de diversión más centrado en la estrategia y en el profundo conocimiento de los distintos personajes de Pokémon. Era el momento de soñar con las habilidades de agua, de fuego, de aire, de tierra. De mimar a cada Pokémon como si fuera de la familia; si perdíamos la partida, el dolor del jugador aumentaba por el fracaso de nuestros queridos Pokémon. Otra genialidad fue la opción de transferir Pokémons desde las ediciones Rojo, Azul y Amarillo. GameBoy y Nintendo 64 estaban más unidas que nunca bajo el abrazo triunfal de Nintendo y en el escenario brillante de Pokémon Stadium.

Standard
Juegos

Algunos de sus mejore juegos

Si tenemos que hablar de los juegos que Nintendo creó para su consola, Nintendo 64, está claro que el más famoso de todos los tiempos, el que ha trascendido más allá de la propia compañía y ha creado un universo propio, llegando hasta el cine, ha sido Mario Bros, ese fontanero que va de pantalla en pantalla, saltando y comiendo setas, modenas, desplazando torturas y metiéndose por infinidad de lugares secretos a través de las tuberías.

Otro de los juegos estrellas ha sido el de la Leyenda de Zelda y sus continuaciones posteriores. Un universo único en el que el guerrero Link tiene como destino derrotar a los diferentes personajes y adversidades que se va encontrando a lo largo del juego. En este juego también encontramos diferentes escenarios, elementos y objetos que ayudan al personaje principal, etcétera.

Otro de los nombres de juego que están asociados a la Nintendo 64 es el Donkey Kong 64. En este juego, el golrila tiene que ir por toda la isla, comiéndose plátanos, para evitar que la isla sea destruida y también recuperar a sus amigos, que han sido secuestrados por el malvado King K. Rool. Como ocurre en este tipo de juegos, el jugador tiene que pasar diferentes niveles hasta finalizar el juego y conseguir ser el ganador del mismo.

La mayoría de las empresas de videojuegos, y Nintendo no iba a quedar atrás, apuestan también por las grandes producciones cinematográficas que se adaptan a juegos. Nintendo lo hizo claramente por la saga de Star Wars, seguramente para volver a atraer a nuevos jugadores para sus consolas.

Resident Evil es otro de sus juegos con mayúsculas. Es un universo zombie, creado por culpa de un virus propagado por la Corporación Umbrella, en el que el jugador está involucrado y en el que tiene que pasar niveles mediante la aniquilación de los zombies, evitando que estos lo maten. Como ha ocurrido con algunos juegos, alrededor de su universo se han desarrollado, paralelamente, cómics y también películas.

 

Standard
Juegos

El peor juego de la historia: Superman 64

Para los amantes de los videojuegos son muy importante las características del juego, así como sus gráficos, el movimiento de los personajes del mismo, etcétera. Es por ello que, en muchas ocasiones, los juegos que se lanzan al mercado puede recibir desde los aplausos de los jugadores o todo lo contrario, pueden llevar al fracaso más absoluto años de trabajo, quedando una mancha difícil de quitar para una empresa de videojuegos.

Todas las empresas de videojuegos tienen entre sus títulos malos juegos. no podía ser menos y, entre los numerosos juegos que sacó al mercado, hay uno que destaca sobremanera entre los demás como el peor juego de la historia de Nintendo: Supermán 64.

maxresdefault

En realidad, lo tenía todo para ser un buen juego. Venía de la mano de la película, lo que hacía que el producto que se esperaba fuera muy bueno. La idea del juego también era muy interesante: Lex Luthorr secuestra a varios, entre ellos a la chica de la película, Lois Lane y, como no podía ser de otra manera, Supermán tiene que rescatarlos del universo paralelo virtual en el que están encerrados. A través de una serie de niveles, pruebas, etcétera, nuestro héroe conseguía liberarlos.

Sin embargo, cuando salió al mercado los peores presagios se hicieron realidad. Los gráficos eran malísimos, numerosos errores de software, lo que hacía que fuera muy complicado jugar y, en muchas ocasiones, que incluso fuera imposible pasar de nivel por el límite de tiempo en cada uno de ellos. La música brillaba por su ausencia durante el juego. Los personajes estaban mal diseñado. Además, los llamados escenarios en los que se jugaba, estaban mal desarrollados y creados, además de otros muchos más errores.

Fue un auténtico fracaso y todas las revistas especializadas y medios de comunicación, llegaron a la misma conclusión: Nintendo había hecho el peor juego de la historia, incluso peor que algunos otros, entre los que destacaba el de E. T.

 

Standard